ULTIMAS NOTICIAS

Detalle ampliado de la noticia

17/12/2018·193 VISITAS

Nuestra vecina Inmaculada Fernández Amo recibió el pasado 27 de octubre la Medalla de Plata al Mérito Profesional por parte del Colegio Oficial de Graduados Sociales

El Colegio Oficial de Graduados Sociales de Badajoz celebró el pasado mes de octubre la entrega de Medallas al Mérito Profesional, de las que una fue para la asesora laboral de Santa Marta, Inmaculada Fernández Amo, junto con la jura de los nuevos colegiados, provenientes ya, del grado en Relaciones Laborales. 

 



La entrega de medallas y jura de nuevos colegiados tuvieron lugar en la Audiencia Provincial y en los salones Murano de Badajoz. La primera actividad consistió en la entrega de las Medallas de Oro al Mérito Social y Profesional a diferentes autoridades, como Francisco Javier Fragoso Martínez, alcalde de Badajoz, Alicia Cano Murillo, magistrada de la sala de lo social del TSJEX y a José Manuel Giraldo García, vicepresidente del Colegio Oficial de Graduados Sociales y la jura de los nuevos graduados. 

A continuación, ya en los salones Murano tuvo lugar de forma más distendida la entrega de las Medallas al Mérito Profesional, yendo una de ellas, concretamente de plata, a la asesora laboral de Santa Marta, Inmaculada Fernández Amo, por sus 25 años de servicio, aunque, en realidad, ya cuenta con 28 años de trayectoria. Junto con las de plata, se entregaron las de oro, que reconocían a los profesionales con 40 años o más de profesión. 

Inmaculada Fernández Amo comenzó su andadura como asesora laboral en los años 90, un tiempo en el que los clientes que tenía, acudían a su oficina, según nos indicó ella misma, porque era la hija de Pedro Fernández. Pero con el devenir de los años y su desarrollo profesional, sus clientes la conocen por ella misma y por los servicios que ha prestado, presta y seguirá prestando con la misma ilusión que el primer día. De hecho, cuenta con alegría y satisfacción, que para ella el orgullo más grande es ir jubilando a sus clientes de toda la vida, con los que ha compartido estos años de trabajo y que siempre han confiado en ella. Asimismo, relata que los inicios fueron complicados, porque, al fin y al cabo, era una chica joven que se adentró en un mundo eminentemente controlado por un selecto grupo de grandes asesores de la capital pacense, que veían estas nuevas incorporaciones, siendo muchas de ellas llevadas a cabo por mujeres, como una amenaza a su estatus, más que como una ampliación de la calidad y de la diversificación de los servicios al gran surtido de clientes que pueden dar cobertura. 

La profesión del graduado social ha cambiado mucho. De hecho, hasta la carrera que habilita para poder desempeñar estas tareas, ha cambiado de nombre, conociéndose desde unos años a esta parte como Relaciones Laborales. Además, antes se les consideraba como los hermanos pequeños de los abogados, pero esto ya no es así, afortunadamente, según indica Fernández Amo, sino que son profesionales con entidad propia, relacionados directamente con el mundo laboral y habilitados para representar y asistir a sus clientes en contenciosos y peritajes judiciales.  Por otra parte, son profesionales que necesitan estar continuamente formándose y poniéndose al día, ante los cambios de legislación y la fuerte presencia de la administración electrónica. Inmaculada nos cuenta que el uso de las nuevas tecnologías ha agilizado mucho los trámites, pero que a su vez los ha hecho más impersonales, perdiéndose el contacto humano y las relaciones directas con la Administración, pero el nuevo modelo de gestión evoluciona por esos derroteros y los asesores laborales tienen que hacerlo de igual manera. 

En relación con la mención de la Medalla de Plata al Mérito Profesional, que le entregó Ana Isabel Garvín Casado, vocal de Formación del Colegio y en presencia de la consejera de Empleo de la Junta de Extremadura, Mª Esther Gutiérrez Morán, la asesora laboral de Ayuntamiento de Santa Marta, entre otros clientes, se muestra muy orgullosa y agradecida, porque este reconocimiento es una motivación para seguir adelante con su trabajo y continuar superando las trabas que se pueda encontrar en el camino, como la falta de valoración social y la competencia desleal, a la que se enfrentan estos profesionales. 

Ciertamente, con tesón y esfuerzo, el trabajo bien hecho sale a la luz e Inmaculada Fernández Amo, espera poder recibir también la Medalla de Oro del Colegio Oficial de Graduados Sociales, puesto que sería señal de que seguiría trabajando por y para sus clientes durante los más de diez años que le quedan de servicio. Esperamos que así sea. 

 

Imágenes asociados a la noticia

Plaza de la Constitución, 3

+34 924 690 117

comunicacion@santamarta.es

ADESAM. Asociación de Empresarios de Santa Marta

WWW.ADESAM.ES

IMAGENES DE LA LOCALIDAD